Carta Bienvenida Año Escolar 2019

el .

Queridas familias:

¡¡Qué alegría ver a los niños y niñas entrando al colegio en el día de hoy!!. Ellos son los que le dan sentido a nuestra vocación y al esfuerzo diario por hacer de este espacio, un lugar de aprendizaje y crecimiento personal.

Espero que este tiempo de vacaciones haya sido muy reconfortante para cada uno de ustedes. Que las vivencias de alegría, unión familiar, diálogo y encuentro, no sean solo para ese tiempo estival. De cada uno de nosotros depende el clima que queremos para nuestro colegio. De cada uno de nosotros depende tener padres y maestros a la altura de lo que nuestros niños y jóvenes  necesitan como referentes. Modelos de reflexión, buen trato y valoración del otro.

Lo más importante para sus hijos es la confianza que puedan experimentar sobre sus propias habilidades y su forma de ser. La autoestima es un concepto tratado uno y otra vez en artículos de educación, pero aun así, no siempre se ahonda en su real importancia. Un niño, un joven, que no se siente querido, respetado, ni escuchado, difícilmente podrá contar con la libertad y confianza necesarias para ir tomando decisiones, para hacerse grandes preguntas,  para enfrentar con entereza las dificultades y para desplegar sus talentos.

Somos nosotros los profesores, pero principalmente ustedes sus padres, quienes están llamados a generar esa confianza en sus hijos. Permitirles que se equivoquen; alabar sus triunfos, por el esfuerzo realizado, más que por la nota o por la competencia con sus pares; dejarlos elegir en aquellas cosas conforme a su edad; escucharlos, antes de emitir juicios. Todo esto va generando autonomía, confianza en ellos mismos y ciertamente, una autoestima saludable.

Nosotros, como colegio, tenemos la convicción que el trabajo colaborativo que estamos generando con el aprendizaje basado en proyectos, va en absoluta sintonía con los valores de nuestro Proyecto educativo, y con las competencias que nuestra sociedad requiere hoy. De ahí la importancia, que desde el hogar, se fomente la valoración del trabajo del otro, contrario a la exaltación del individualismo. Todo está encadenado: un alumno seguro de sí mismo, potencia su creatividad para aportar en el trabajo con otros. Un alumno respetuoso, valora el aporte de sus pares, reconociendo que las ideas son aún mejores cuando se discuten en equipo, lo que redunda, por cierto, en una mejor convivencia.

Este 2019, nuestro colegio cumple 65 años. Tenemos una nueva oportunidad para preguntarnos sobre el SENTIDO de nuestra misión, ¿para qué queremos formar alumnos competentes, íntegros, católicos comprometidos? Y la respuesta es una sola: para aportar líderes coherentes y consecuentes a la sociedad. Hombres y mujeres  dispuestos a servir con alegría, tal como María, quien fue capaz de dar un SÍ, valiente y generoso. El Papa, en el último encuentro con la juventud en Panamá, nos lo recuerda: “El de quien ha comprendido el secreto de la vocación: salir de uno mismo y ponerse al servicio de los demás”  

Que sea este espíritu de colaboración el que esté presente en este año de jubileo y que esa alegría que fue parte de este primer día, se extienda por el resto del año.

Una gran bienvenida a todas las familias nuevas, y mucho ánimo y gratitud para todas aquellas que renuevan su confianza en nosotros.

Que la Mater y el Señor nos acompañen.

Fraternalmente,

Denise Ramírez Farfán

Rectora